Síntomas de enfermedad renal

Síntomas de Enfermedad Renal

Síntomas de enfermedad renal
La fatiga puede ser un síntoma de daño renal

Los síntomas de enfermedad renal pueden advertir la presencia de un trastorno denomindao insuficiencia renal. Los riñones están ubicados debajo de las costillas, uno a cada lado de la columna vertebral.

Función de los Riñones

Los riñones se encargan de filtrar los desechos (productos del metabolismo de los alimentos que pueden ser potencialmente dañinos) y el exceso de agua de la sangre, lo que se convierte en orina. La orina fluye por unos conductos denominados uréteres, hacia la vejiga, que almacena la orina hasta que se produzca el estímulo de orinar.

Cuando existe alguna alteración en el funcionamiento de los riñones se pueden presentar algunos signos y síntomas que denoten un trastorno a nivel renal:

Cansancio constante

Cuando los riñones no funcionan bien, las toxinas pueden acumularse en la sangre. Un síntoma muy frecuente de mal funcionamiento renal es la fatiga. La persona puede sentirse débil, con poco ánimo, o tener falta de concentración. Los riñones elaboran una sustancia llamada eritropoyetina, que estimula la formación de glóbulos rojos. La disminución de éstos últimos (anemia) puede afectar el suministro de oxígeno tanto a los músculos como al cerebro.

Trastornos del sueño

Los diversos estudios realizados revelan una posible vinculación entre la apnea del sueño (un tipo de alteración del sueño) y la enfermedad renal crónica, que con el tiempo puede provocar insuficiencia renal. La apnea del sueño además, puede lesionar los riñones, en parte al evitar que el cuerpo obtenga suficiente oxígeno. De igual forma, la enfermedad renal crónica puede causar apnea del sueño estrechando la faringe y acumulando toxinas.

Prurito

La acumulación excesiva de toxinas debido a un mal funcionamiento renal, puede provocar una erupción cutánea que desencadena prurito (picazón) en la piel.

Trastornos del equilibrio mineral

Normalmente nuestro organismo tiene un equilibrio entre todos los componentes minerales, lo que se conoce como homeostasia mineral; si existe algún trastorno, los riñones no serán capaces de equilibrar los minerales y nutrientes del cuerpo. Esto puede llevar a la aparición de enfermedades minerales y óseas, que también puede provocar resequedad y picazón.

Edema (hinchazón) de cara y pies

En el momento en que los riñones no pueden regular los niveles de sodio, los líquidos se acumulan en el cuerpo. Esto puede provocar hinchazón de las manos, pies, tobillos y de la cara. Si las proteínas se filtran a través de la orina, puede aparecer hinchazón alrededor de los ojos.

Calambres musculares

Cuando se presentan calambres en las piernas, o en otras partes del cuerpo, éstos pueden ser indicativos de una función renal deficiente. El desequilibrio en los niveles de sodio, calcio, potasio pueden alterar la función normal de músculos y nervios.

Dificltad para respirar

Cuando existe un daño renal moderado o severo, el riñón disminuye la producción de una hormona denominada eritropoyetina. Esta hormona contribuye a la elaboración de glóbulos rojos. Al disminuir o cesar la producción de glóbulos rojos, una persona puede desarrollar anemia, que cuando es severa, se manifiesta con dificultad para respirar (disnea).

Confusión

Si los riñones no eliminan las sustancias de desecho (toxinas) de una manera adecuada, las toxinas se pueden acumular en la sangre, afectando al funcionamiento del cerebro, lo que entre otros síntomas, puede provoca confusión, o deterioro cognitivo.

Disminución del apetito

Cuando existe un daño en la función renal, la persona afectada, puede tener síntomas como náuseas, vómito, o malestar estomacal. La presencia de estas molestias favorece la disminución o la pérdida del apetito, lo que puede llevar a una persona a perder peso.

Halitosis (mal aliento)

El mal aliento o halitosis suele ocurrir cuando los riñones no filtran de manera adecuada los desechos tóxicos, lo que hace que se acumulen en la sangre los productos del metabolismo de las proteínas denominado uremia. La acumulación de los productos tóxicos en la sangre, puede conferir a los alimentos un sabor metálico o desagradable.

Orina oscura, espumosa o con sangre

La orina espumosa podría ser un signo indicativo de la acumulación de albúmina en la orina. Su presencia, por lo general, revela un daño renal. De igual manera, la orina oscura o de color marrón, así como la presencia de sangre, pueden ser indicios de un inadecuado funcionamiento de los riñones. No obstante, la sangre en la orina, también puede indicar algunos otros trastornos como cáculos renales, tumores o una infección.

Elevación de la presión arterial

Si los riñones sufren un daño severo que desencadene una insuficiencia renal, los niveles de la presión arterial pueden incrementarse, desencadenando hipertensión arterial. A su vez, la hipertensión arterial crónica o mal controlada, puede provocar un daño renal temporal o permanente.

Dr. William Bonifaz

Referencias