Síndrome de Guillain-Barré

El Síndrome de Guillain-Barré (SGB), es un trastorno autoinmune poco frecuente pero de mucha gravedad, que puede afectar a cualquier zona del sistema nervioso central (cerebro y tronco encefálico) y del sistema nervioso periférico (médula espinal).

Una patología autoinmune implica que el sistema inmunológico ataca y destruye determinados grupos de células por lo demás sanas. En el caso del SGB, el sistema inmune lesiona las vainas de mielina de los troncos nerviosos.

Las vainas de mielina recubren los axones de los nervios. La mielina es esencial para el transporte rápido de los impulsos nerviosos. Los axones representan las extensiones largas y finas de las células nerviosas. En ciertos casos, los axones también pueden ser lesionados en esta enfermedad. Debido al daño de la mielina, los nervios ya no son capaces de enviar cierta información a la médula espinal y al cerebro, como las sensaciones táctiles. Esto desencadena la sensación de entumecimiento. Además, el cerebro y la médula espinal ya no pueden transmitir señales al cuerpo, lo que origina entre otras cosas debilidad muscular.

Primeros síntomas

Por lo general, este trastorno comienza con sensaciones de hormigueo y debilidad en las extremidades inferiores. Posteriormente se extiende de manera lenta pero progresiva de manera ascendente en la mayor parte del cuerpo. El SGB se debe considerar como una emergencia médica y la persona afectada tiene que recibir atención médica inmediata.

Causas del Síndrome de Guillain-Barré

Hasta el momento no se conocen con exactitud las causas que originan esta afección. A menudo, la enfermedad aparece unos días o semanas después de una infección del aparato digestivo o respiratorio. Esto último podría sugerir una relación entre estos trastornos y el SGB. En casos más raros, el síndrome de Guillain-Barré, puede presentarse después de una cirugía, otros procesos infecciosos, o posterior a haber recibido inmunizaciones (por ejemplo la vacuna contra la gripe).

Algunas investigaciones sugieren que las infecciones virales y bacterianas pueden alterar la manera en que el sistema inmune reacciona a los nervios periféricos, posiblemente ocasionando que la mielina y el axón subyacente no sean reconocidos como parte del cuerpo. Esto los convertiría en un objetivo para la respuesta inmune.

Factores de Riesgo del Síndrome de Guillain-Barré

  • Sexo. Los hombres son más propensos a contraer SGB.
  • Edad. El riesgo aumenta con la edad.
  • Infección bacteriana por Campylobacter jejuni: Esta infección es una causa común de intoxicación alimentaria.
  • Infecciones virales. Virus de la influenza (gripe), VIH o virus de Epstein-Barr (EBV).
  • Neumonía por la bacteria micoplasma.
  • Cirugías.
  • Linfoma de Hodgkin.
  • Vacunación contra la influenza o vacunas infantiles.
  • Covid-19. Se han detectado en China algunos casos de infección por el SARS-COV 2 que han desencadenado el Síndrome de Guillain-Barré.
  • Hallazgos recientes han vinculado a la infección por el virus del Zika con la aparición del SGB.

Síntomas

Se inician con hormigueo y debilidad en miembros inferiores, los cuales posteriormente se extienden al resto del cuerpo. Cerca del 10% de las personas con esta enfermedad refieren sensaciones de hormigueo que comienzan en la cara o el cuello. La debilidad empeora de manera gradual hasta la instalación de una parálisis franca. Las molestias y otras complicaciones incluyen:

  • Debilidad en la parte inferior del cuerpo, que posteriormente asciende.
  • Inestabilidad al caminar.
  • Dificultad para realizar actividades como masticar o hablar.
  • Calambres que empeoran durante la noche.
  • Pérdida del control del tubo digestivo y de la vejiga urinaria.
  • Dolor de intensidad moderada a severa.
  • Taquicardia.
  • Presión arterial alta o baja.
  • Trastornos de la coagulación sanguínea.
  • Úlceras de decúbito (por falta de movilidad).
  • Dificultad para respirar.
  • Trastornos del pensamiento y la concentración.

Diagnóstico del Síndrome de Guillain-Barré

El SGB puede ser difícil de diagnosticar, especialmente en sus etapas iniciales. Inicialmente, el facultativo comprobará si la debilidad se presenta en ambos lados del cuerpo, puesto que esta es una característica del SGB. El comienzo súbito de los síntomas es otro indicador. Este último hecho es muy relevante, ya que muchas afecciones neurológicas se inician de manera más lenta.

Estudios de Imágenes y de Laboratorio

Examen de conducción nerviosa. Evalúa la velocidad de la conducción nerviosa. En esta enfermedad, las señales viajan más lentamente a lo largo de los nervios.

Electromiografía (EMG). Este examen evalúa la funcionalidad de las fibras musculares.

Punción lumbar. Se extrae una muestra de líquido cefalorraquídeo (LCR) del canal espinal y se analiza en un laboratorio para detectar signos específicos de la enfermedad (aumento de la concentración de proteínas en líquido cefalorraquídeo) en las personas con SGB.

Tratamiento

En la actualidad no existe tratamiento para el Síndrome de Guillain-Barré, no obstante, hay fármacos que pueden aliviar los síntomas. Se disponen de dos tipos de tratamientos que pueden disminuir la gravedad de las molestias y mejorar la tasa de recuperación.

Terapia con Inmunoglobulina

Se administran anticuerpos por vía intravenosa (IV). Esta terapia parece reducir la respuesta inmune que se presenta en esta enfermedad.

Plasmaféresis

Se extrae sangre del cuerpo. El plasma sanguíneo se separa de las células sanguíneas. Éstas se devuelven y el cuerpo regenera el plasma. Este proceso elimina algunos de los anticuerpos que lesionan a las células sanas.

Pronóstico

Por lo general, en la mayoría de los pacientes con SGB el daño a los nervios empeora rápidamente durante un par de semanas, deteniéndose el deterioro de los mismos alrededor de las cuatro semanas. El tiempo promedio de recuperación es de 6 a 12 meses. Sin embargo, algunos pacientes pueden quedar con discapacidad a largo plazo, y alrededor del 30% de las personas aún experimentan cierta debilidad después de tres años. Hay que recalcar que uno de cada veinte casos de SGB puede ser fatal.

Dr. William Bonifaz B.

Referencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *