Paracetamol

El Paracetamol o también conocido como acetaminofén, es un medicamento utilizado para controlar la fiebre y el dolor (efecto antipirético y analgésico).

Es uno de los medicamentos más recetados y consumidos debido a su eficacia y seguridad; éste último hecho, va a depender de la dosis utilizada.  El paracetamol también está disponible  en muchos medicamentos combinados de venta libre con otros fármacos.

Mecanismo de acción

Hasta el momento, no se comprende cómo actúa el paracetamol. Se cree que bloquea la liberación de ciertas sustancias en el cerebro que estimulan la sensación de dolor.

Efectos secundarios

El paracetamol puede producir algunos efectos secundarios muy importantes como los siguientes:

  • Hígado: Aumento del nivel de las transaminasas (TGO, TGP, GGT). Aumento de la enzima fosfatasa alcalina y de la bilirrubina. Cuando se ingieren dosis altas, el paracetamol puede ser tóxico para el hígado.
  • Hipersensibilidad: Las reacciones de hipersensibilidad incluyen urticaria, manchas rojizas en la piel, además pueden desencadenar un evento febril y un cuadro de dermatitis alérgica.
  • Hematológicos: Disminución prolongada de las plaquetas y los leucocitos en dosis altas. En casos graves también se han descrito trastornos de la sangre como agranulocitosis y anemia aplásica.
  • Reacciones poco frecuentes: Hipotensión (baja presión sanguínea), hipoglicemia, malestar general e infección urinaria no bacteriana (piuria estéril).

Sobredosis del paracetamol

La sobredosis de paracetamol se valora en cuatro fases, que se inician en el momento de la ingestión del medicamento.

  • Fase I (12-24 horas): se presentan náuseas, vómitos, sudoración y pérdida del apetito.
  • Fase II (24-48 horas): se evidencia cierta mejoría del paciente; no obstante, empiezan a elevarse los niveles de GOT, GPT, bilirrubina y protrombina.
  • Fase III (72-96 horas): se instaura el máximo de toxicidad del hígado; en esta etapa puede encontrarse valores de hasta 20,000 UI de TGP.
  • Fase IV (7-8 días): en esta fase se produce la recuperación del paciente.

Es importante recalcar, que la dosis  tóxica mínima es de 6 g en adultos y más de 100 mg/kg de peso en niños.

Síntomas de lesión hepática

Los síntomas de toxicidad en el hígado incluyen náuseas, vómitos, malestar general, falta de apetito, dolor abdominal, sudoración y diarrea. Dosis de paracetamol superiores a 20-25 g son potencialmente mortales.

Reacciones alérgicas

En muy raros casos, algunas personas pueden presentar reacciones alérgicas al paracetamol, por lo que es muy importante investigar antecedentes de alergia a este medicamento antes de ser recetado. Cuando se presentan, las reacciones alérgicas más importantes pueden ser:

  • Dificultad para respirar o deglutir.
  • Hinchazón de la cara, labios, faringe o lengua.
  • Urticaria (lesiones en la piel.
  • Picazón severa.
  • Ampollas en la piel.

Cómo tomar el paracetamol

Este medicamento debe ser ingerido como indica la etiqueta, o por prescripción médica. No se debe tomar más de la dosis recomendada. En adultos y adolescentes que pesan al menos 110 libras, es decir, 50 kilos, la dosis no debe exceder los 1000 mg a la vez. La dosis máxima diaria recomendada es de 4000 mg por día.

En niños menores de 12 años; no se deben tomar más de cinco dosis de paracetamol en 24 horas. La dosis recomendada es de 10 mg/kg de peso, por vez. Es importante destacar, que se debe evitar el uso de otros medicamentos que contengan paracetamol al mismo tiempo, para no provocar una sobredosis que puede ser fatal. Los niños deben tomar el paracetamol en las formulaciones pediátricas.

Tratamiento de la sobredosis

El medicamento N-acetilcisteína (NAC) es el antídoto para evitar la toxicidad hepática relacionada con el paracetamol. Debe administrarse de manera precoz (en las 8 horas siguientes a la ingestión) para evitar el daño al hígado, aunque sigue brindando algo de protección si se retrasa su administración. La NAC puede administrarse por vial oral o por vía intravenosa. La intoxicación severa por paracetamol, debe ser tratada de preferencia en un hospital.

Recomendaciones Generales

Se deben tener en cuenta algunas recomendaciones al momento de tomar paracetamol, como las siguientes:

  • Cuando ingiera paracetamol o acetaminofén, siga las instrucciones que vienen con la etiqueta, o las indicaciones dadas por el médico.
  • Agite bien el paracetamol que viene en forma líquida antes de cada uso para que la solución se mezcle de manera eficaz.
  • Preste mucha atención a las dosis recomendadas para el peso del niño (la dosis según el peso es más precisa que la dosificación según la edad.
  • No se debe dar a niños pequeños dosis de paracetamol para adultos.
  • Recuerde que algunas formulaciones de paracetamol para adultos, pueden contener mayores dosis que no son recomendables para niños.
  • Las formulaciones para los bebés son tres veces más concentradas que las preparaciones de acetaminofén para los niños. Por lo tanto, no se debe dar a los niños las formulaciones para bebés.
  • No se debe dar la cantidad máxima de paracetamol, aún si el dolor o la fiebre del niño no mejoran.
  • Es importante respetar el horario de cada dosis indicada por el médico.
  • No se debe dar a los niños más de un producto que contenga paracetamol.
  • Es importante leer las etiquetas de todos los medicamentos que se da a un niño; debe averiguar cuáles son los ingredientes activos. En ocasiones el acetaminofén o paracetamol aparecen en la lista de ingredientes como APAP.
  • Utilice los dispositivos de dosificación que vienen en el empaque del producto para proporcionar la dosis correcta.
  • Si no se conoce o no se está seguro de la dosis a proporcionar, se debe solicitar ayuda a un profesional sanitario.
  • No se debe dar paracetamol para otras afecciones que no sean fiebre o dolor (de leve a moderado), especialmente en niños y ancianos.
  • Si se presenta algún tipo de reacción adversa al ingerir paracetamol, se debe comunicar al médico.

Dr. William Bonifaz B.

Referencias