Neuropatía Diabética

La Neuropatía Diabética es una lesión o daño en los nervios producido por la Diabetes. Con el transcurso del tiempo, un alto nivel de glucosa (azúcar) en la sangre debido a un mal control de la enfermedad, puede lesionar los vasos sanguíneos y los nervios. Esto puede desencadenar signos y síntomas que con mayor frecuencia pueden manifestarse especialmente en los miembros inferiores, aunque también puede afectar a otros órganos del cuerpo. La neuropatía puede presentarse tanto en la diabetes tipo 1 como en la diabetes tipo 2.

Función que cumplen los nervios

Los nervios envían señales al cerebro (sistema nervioso central) sobre el dolor, la temperatura, el tacto, entre otras. Además, le indican a los músculos (sistema nervioso periférico) cuándo y como moverse. También controlan los sistemas que promueven la digestión y expulsan la orina (sistema nervioso autónomo). Las personas que padecen diabetes, pueden tener trastornos de los nervios en cualquier momento de la evolución de su enfermedad, aunque los primeros síntomas suelen comenzar en los primeros 10 años después que se les diagnostica la diabetes. El sistema nervioso periférico se divide en:

Nervios sensoriales. Los impulsos eléctricos transmitidos a lo largo de los nervios sensoriales permiten tocar y sentir sensaciones como el calor, el frío y el dolor. La información de los nervios sensoriales pasa a la médula espinal y de ahí al cerebro.

Nervios motores. Los impulsos eléctricos que pasan por estos nervios trasmiten información desde el cerebro y la médula espinal para estimular el movimiento de los músculos.

Nervios autónomos. El sistema nervioso autónomo controla acciones involuntarias, como el latido del corazón y el ensanchamiento o estrechamiento de los vasos sanguíneos. Cuando ocurre algún trastorno en este sistema, pueden ocurrir graves problemas que pueden afectar entre otros:

  • La presión arterial.
  • La función del corazón.
  • La respiración y la deglución.
  • En los varones, la capacidad pare tener y mantener erecciones satisfactorias durante las relaciones sexuales (disfunción eréctil).

Epidemiología

La neuropatía diabética es una complicación común tanto de la diabetes tipo 1 como de la tipo 2. Más de la mitad de las personas mayores de 60 años con diabetes tipo 2 tienen neuropatía periférica. No existen diferencias significativas desde un punto de vista estadístico en cuanto al sexo, por lo que se puede afirmar que afecta por igual a hombres y mujeres.

Factores de Riesgo

Todas las personas que padecen de diabetes tienen riesgo de desarrollar algún tipo de neuropatía. No obstante, el riesgo se incrementa en algunas de las siguientes situaciones:

  • Control deficiente de los niveles de azúcar (glucosa) en sangre.
  • En pacientes que fuman.
  • Mientras mayor sea el tiempo de la diabetes, mayor es el riesgo de desarrollar algún tipo de neuropatía.
  • Sobrepeso y obesidad.
  • Hipertensión arterial.
  • Enfermedad de las arterias coronarias (en especial si se tiene o se ha tenido angina o un infarto al corazón).
  • La probabilidad de tener algún tipo de neuropatía se incrementa en los pacientes diabéticos que presentan otras complicaciones como enfermedad renal u ocular.

Causas

Hasta el momento se desconocen las causas que pueden provocar la neuropatía diabética. Como se indicó anteriormente, un alto nivel de azúcar, puede causar cambios químicos y lesionar los troncos nerviosos, lo cual dificulta que los mismos puedan enviar las señales al sistema nervioso. Algunas alteraciones en los genes pueden incrementar el riesgo de padecer trastornos nerviosos. La elaboración de ciertos autoanticuerpos (enfermedad autoinmune) pueden dañar el tejido nervioso.

Tipos de neuropatía diabética

Existen cuatro tipos de neuropatías provocadas por la diabetes: Neuropatía autonómica, neuropatía periférica, neuropatía proximal y mononeuropatía

Neuropatía autonómica

Es la que afecta al sistema nervioso autónomo y que puede causar una gran variedad de signos y síntomas, como:

  1. Trastornos de la presión arterial, incluida presión arterial baja (hipotensión), que puede desencadenar mareos (lipotimia) y caída de la persona.
  2. Pérdida del control de la vejiga con la aparición de incontinencia urinaria.
  3. Latidos cardíacos irregulares (arritmia) y palpitaciones.
  4. Problemas con la sudoración, como menor capacidad para sudar, sentir mucho calor en climas cálidos o muy calurosos o sudar cada vez que se ingieren alimentos.
  5. Alteraciones de la función intestinal, como hinchazón estomacal, estreñimiento o diarrea.
  6. Disfunción eréctil en los varones.
  7. Si se acompaña de azúcar baja (hipoglicemia) puede haber pérdida del conocimiento.

Neuropatía periférica

Es el tipo de neuropatía diabética más frecuente. Afecta a las extremidades por igual en ambos lados, comenzando en los pies, las piernas y posteriormente las manos y los brazos. Las molestias en este tipo de neuropatía empeoran en la noche. Algunos de los signos y síntomas incluyen:

  • Disminución de la capacidad para sentir sensaciones como el dolor o los cambios de temperatura.
  • Sensación de hormigueo, entumecimiento o ardor.
  • Presencia de calambres y de dolores tipo punzadas.
  • Existe un incremento de la sensibilidad al tacto, lo cual puede provocar molestias como una sensación dolorosa incluso al contacto con las sábanas.
  • Debido a los trastornos de la sensibilidad en los miembros inferiores pueden presentarse lesiones como úlceras que pueden infectarse y alcanzar el tejido óseo provocando severo dolor (osteomielitis).

Neuropatía proximal

Este tipo de neuropatía suele lesionar los troncos nerviosos que inervan los músculos de los glúteos, las caderas o las piernas, lo que termina desencadenando atrofia de estos grupos musculares, debido a lo cual a este tipo de neuropatía se lo denomina amiotrofia diabética. También puede afectar a la región del abdomen y el tórax. Inicialmente, las molestias aparecen en un lado del cuerpo (unilateral), aunque posteriormente suelen extenderse al lado contrario (bilateral). Los signos y síntomas pueden comprender:

  • Debilidad y posteriormente atrofia en los grupos musculares del muslo.
  • El paciente tiene dificultad para incorporarse después de permanecer sentado.
  • Presencia de intenso dolor abdominal a predominio de la zona estomacal.
  • Aparición de un dolor de gran intensidad en la región de las caderas, los glúteos o los muslos.

Mononeuropatía

La mononeuropatía afecta a un solo nervio, por lo que también se la conoce como mononeuropatía localizada o focal. Este tipo de neuropatía afecta al sistema nervioso central y al sistema nervioso periférico. Los síntomas más importantes incluyen:

  • Visión doble o borrosa.
  • Dolor retro-ocular (detrás de los ojos).
  • Parálisis de un lado de la cara (parálisis de Bell).
  • Entumecimiento en los dedos de las manos, a excepción del dedo meñique.
  • Los pacientes con este tipo de neuropatía suelen tener disminución de la fuerza en las manos, por lo que pueden dejar caer las cosas que sostienen con las mismas.

Diagnóstico

Para diagnosticar la neuropatía diabética, el médico tratante (endocrinólogo) debe realizar la historia clínica, el examen físico y los exámenes de laboratorio y de imágenes respectivos. Por medio del examen físico, el médico puede explorar la fuerza muscular, la sensibilidad y la respuesta de los reflejos a los estímulos. También se puede comprobar como responden los diferentes nervios a la posición, la vibración, la temperatura y el tacto.

Estudios de Imágenes

La ecografía abdominal permite valorar la funcionalidad de la vejiga urinaria. También son de utilidad los estudios de rayos y el electrocardiograma (ECG) para valorar la función eléctrica y el ritmo del corazón. Los estudios de conducción nerviosa permiten comprobar el flujo de la corriente eléctrica a través de los troncos nerviosos. La electromiografía es utilizada para ver cómo responden los músculos a los impulsos eléctricos.

Tratamiento

El tratamiento dependerá de los síntomas, la edad y el estado general de salud del paciente afectado. El objetivo principal del tratamiento es aliviar el dolor y las molestias. También puede ayudar a prevenir que se produzca más daño al tejido nervioso. El tratamiento puede incluir:

  • Medicamentos para el dolor.
  • Antidepresivos que actúan sobre el sistema nervioso para aliviar el dolor.
  • Medicamentos de aplicación tópica para el tratamiento de las lesiones en la piel.

Es importante tener los niveles de azúcar (glucosa) dentro de los rangos normales para evitar o retrasar la progresión del daño nervioso. De hecho, un adecuado control de la glucosa puede mejorar algunos de los síntomas que suelen presentar los pacientes. La Asociación Americana de la Diabetes (ADA), recomienda mantener los niveles de azúcar dentro de los siguientes rangos:

  • Glucosa en ayunas entre 80-130 mg/dl.
  • Glucosa dos horas después de las comidas < 180 mg/dl.

Complicaciones de la neuropatía diabética 

Las complicaciones que se pueden presentar durante la evolución de la neuropatía diabética incluyen:

  1. Trastornos de la vejiga urinaria.
  2. Disfunción eréctil.
  3. Diarrea o estreñimiento.
  4. Digestión lenta en el estómago (gastroparesia).
  5. Mareos al estar de pie
  6. Trastornos en la visión
  7. Pérdida de la capacidad para reconocer los síntomas de un bajo nivel de azúcar en la sangre (hipoglicemia).
  8. Lesiones en las extremidades inferiores.

Pronóstico

El pronóstico puede ser bueno si la neuropatía diabética se diagnóstica y se trata a tiempo. El tratamiento precoz de cualquier problema en los pies también ayudará a mejorar el resultado. No obstante, la neuropatía diabética puede progresar y causar problemas graves e incluso la muerte prematura.

Estos problemas pueden incluir lesiones en los pies (quemaduras, heridas que pueden evolucionar hasta la formación de úlceras e infecciones en la piel) y un riesgo incrementado de amputación de un pie o parte de una extremidad. La neuropatía diabética también se asocia con otras complicaciones como enfermedad cardiovascular, enfermedad renal y daño ocular.

Medidas de prevención

Algunas medidas que pueden reducir el riesgo de neuropatía diabética comprenden:

  • No fumar
  • Asistir a los controles médicos con el médico especialista (endocrinólogo).
  • Mantener los niveles de glucosa y de la presión arterial dentro de los rangos más cercanos a la normalidad.
  • Valoración y revisión de los pies al menos una vez al año.
  • Utilizar zapatos especiales de ser necesario.
  • Tener precaución al momento de practicar algún tipo de actividad física, puesto que ciertas actividades físicas pueden no ser seguras para los pacientes con neuropatía.

Referencias

 

 

 

Resumen
Neuropatía Diabética
Nombre del artículo
Neuropatía Diabética
Descripción
La Neuropatía Diabética es una lesión o daño en los nervios producido por la Diabetes. Con el transcurso del tiempo, un alto nivel de glucosa (azúcar) en la sangre debido a un mal control de la enfermedad, puede lesionar los vasos sanguíneos y los nervios.
Autor
Publisher Name
Su Doctor Informa
Publisher Logo