Marihuana

La marihuana es la droga ilícita más consumida en el mundo de manera recreativa. Es una droga usada en muchas sociedades, vinculada a eventos religiosos y como medicina para tratar trastornos como el dolor crónico.

Hojas de marihuana (Cannabis sativa)

Sus variantes de consumo responden a las partes de la planta utilizadas; aunque en algunas regiones se pueden elaborar alimentos (biscochos de chocolate y nueces, galletas o fídeo):

  • Asís (choras): exudado resinoso de los extremos de la planta hembra en floración y se conoce como aceite de hachich.
  • Bhang: cigarrillo que se produce con las hojas secas de los brotes de floración de la planta y los tallos.
  • Ganja: masa resinosa de pequeñas hojas.
  • Sensimilla: es otro producto potente de la marihuana, que es hecho del seedless la flor hembra de la planta.

Formas de consumo

La marihuana se inhala, se mastica y se fuma de diferentes formas. Sus efectos aparecen de 1-3 minutos, y duran 2-3 horas. Un cigarrillo de marihuana contiene hasta 20 mg de delta-9-tetrahydrocannabinol (THC), que es el principio activo, y se obtiene de 1 gramo de cannabis puro. También hay los cigarrillos en forma de puros que se pueden utilizar para aumentar los efectos de otras drogas tales como el alcohol.

Los efectos psicóticos dependen de la

  • Dosis.
  • Vía de administración.
  • Personalidad del consumidor.
  • Experiencia del consumidor.
  • Ambiente en el cual se usa la droga.

Síntomas

Los signos y síntomas de intoxicación aguda son:

  1. Relativa euforia en la mayoría de los consumidores.
  2. Disforia y ansiedad: su intensidad depende de la vía de administración, variando desde unos minutos al ser fumada la droga, a horas, al ser ingerida. La euforia desaparece entre 1-2 horas después de la administración.
  3. Aumento de las percepciones visuales y auditivas.
  4. Desinhibición de las emociones.
  5. Deterioro de la memoria inmediata.
  6. Enrojecimiento de la conjuntiva.
  7. Sobrevaloración.
  8. Sequedad de la boca.
  9. Temblor fino.
  10. Ataxia y nistagmo (alteración de la marcha, y movimiento anormal de los ojos).
  11. En individuos predispuestos puede desencadenar crisis de pánico con despersonalización o psicosis tóxicas con ideación paranoide.

Efectos en personas jóvenes

La marihuana solo es segura para su consumo en adultos. Por su parte, el consumo de marihuana en niños y adolescentes puede desencadenar efectos nocivos importantes. Cuando una mujer en estado de gestación, consume esta sustancia, puede provocar en el bebé problemas de memoria y concentración a medida que crece.

Las madres lactantes que consumen marihuana pueden exponer a su hijo a sus efectos potencialmente dañinos. Por esta razón, las mujeres deben evitar usar marihuana durante el embarazo y la lactancia. La marihuana puede afectar el desarrollo cerebral de niños mayores y adolescentes. Esto puede llevar a la pérdida de memoria, problemas de concentración y dificultades para resolver problemas. Algunos estudios sugieren que el uso de marihuana en personas menores de 25 años, puede afectar la memoria y la capacidad de aprendizaje.

Diagnóstico

El diagnóstico se lo realiza mediante la exploración clínica, determinando la presencia de los síntomas en el individuo afectado, junto con la realización de un examen de orina.

Exámenes complementarios

Cerca del 4% de las personas que fuman marihuana desarrollan un pico plasmático de casi 160 mg/mL, diez minutos después de empezar a ingerir la droga; el delta-9-tetrahydrolcannabinol (THC) circula por el plasma a los tejidos del organismo almacenándose en la grasa por un largo tiempo. Este componente de la marihuana es eliminado algunas semanas después por la orina o las heces fecales.

Las determinaciones urinarias se utilizan para demostrar la presencia de los metabolitos del cannabis sativa; pueden estar presentes durante 10 días en los consumidores casuales y en los adictos durante 14-30 días. Existen otras pruebas como la cromatografía líquida de alto rendimiento. Esta prueba permite determinar la última vez que se consumió la marihuana, pero no es útil para determinar una intoxicación aguda, dependencia o abuso de la droga.

La determinación urinaria de delta-9-tetrahydrocannabinol (THC) no es positiva, cuando se inhala de manera pasiva la droga.

Tratamiento

En casos de intoxicación por esta droga, se indica benzodiacepinas en dosis de 10 mg por vía i.m. o i.v., según el cuadro clínico psicomotor del paciente. En algunos casos se pueden utilizar, de forma atípica, algunos antipsicóticos.

Dr. William Bonifaz B.

Referencias

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *