Levotiroxina

La Levotiroxina es una hormona de origen sintético utilizada para el tratamiento del Hipotiroidismo, que es una enfermedad que se caracteriza por la disminución en la producción de la hormona tiroxina por parte de la glándula tiroides.

La levotiroxina también se emplea en el tratamiento del bocio, que es el agrandamiento de la glándula tiroides, el cual puede ser provocado por trastornos hormonales, tratamiento por radiación, cirugía o cáncer.

Cómo actúa la Levotiroxina

La levotiroxina (también conocida como levotiroxina sódica), restablece el equilibrio de la hormona tiroidea en el organismo. Es muy similar a la tiroxina, la hormona que la glándula tiroides produce naturalmente.

Dosis de la levotiroxina

La dosis de levotiroxina será diferente para cada persona, y va a depender de la condición médica que padezca el paciente, de los resultados de exámenes de laboratorio, y de la respuesta al tratamiento. Generalmente, el médico especialista (endocrinólogo) empieza el tratamiento con una dosis baja y la aumenta progresivamente, dependiendo de como responda el paciente.

La dosis inicial es de 50-100 microgramos diarios, los cuales pueden incrementarse posteriormente, como ya hemos indicado. La levotiroxina es un medicamento de mucho cuidado y los cambios en la dosis del mismo, solo pueden ser determinados por el especialista; la automedicación por parte del paciente está totalmente desaconsejada, puesto que los efectos secundarios de este medicamento en dosis inadecuadas pueden ser muy graves. La levotiroxina suele tomarse una vez al día, salvo otra indicación médica.

Cómo tomar la levotiroxina

Este medicamento debe tomarse con estómago vacío, idealmente, 1 hora antes de la comida o 2 horas después de la comida. Es importante tomarla siempre a la misma hora cada día. Pasarán unas semanas hasta que se sienta los efectos completos del medicamento. Bajo ningún concepto el paciente debe dejar de tomar la medicación, ya que el tratamiento con levotiroxina suele ser de por vida.

Precauciones antes de comenzar el tratamiento

Es importante tomar en cuenta algunas precauciones antes de comenzar a tomar levotiroxina, como las siguientes:

  1. Si una mujer está embarazada, está planeando embarazarse, o está dando de lactar, debe consultar con su médico.
  2. Los pacientes con trastornos cardíacos como angina de pecho o hipertensión arterial, deben consultar con su cardiólogo de confianza antes de iniciar el tratamiento con levotiroxina.
  3. Los pacientes que padezcan de Diabetes, que estén tomando otros medicamentos, o productos de venta libre como las medicinas herbales o complementarias, deben consultar con el médico antes de comenzar a tomar levotiroxina.

Efectos secundarios más frecuentes

Algunos de los efectos secundarios más frecuentes que produce la levotiroxina incluyen:

  • Pérdida de cabello. Esto suele ocurrir durante los primeros meses de tratamiento y debería cesar una vez que el organismo del paciente se adapte al medicamento. Es importante comunicar al médico si el problema continúa o empeora.
  • Náusea
  • Dolor de cabeza
  • Sensación de inquietud
  • Incremento de la sudoración
  • Sentirse caliente o ruborizado
  • Nerviosismo o cambios de humor
  • Problemas de memoria
  • Depresión o irritabilidad
  • Cambios en el apetito
  • Alteraciones del peso corporal
  • Aumento de la frecuencia cardíaca
  • Diarrea
  • Aumento del apetito
  • Trastornos del sueño
  • Signos parecidos a una reacción alérgica como erupción cutánea, picazón, ampollas y descamación en la piel, hinchazón de la cara, los labios o la boca, o en casos más severos, dolor en el pecho y dificultad para respirar

Algunos efectos secundarios pueden ser más probables en los adultos mayores. Los efectos secundarios comunes pueden incluir:

  • Debilidad muscular
  • Dolor de cabeza
  • Calambres en miembros inferiores
  • Nerviosismo
  • Problemas para conciliar el sueño

Interacciones medicamentosas

La interacción de una medicina con otra ocurre cuando dos o más medicamentos no se pueden mezclar. Esta interacción de un fármaco con otro puede causar un efecto secundario inesperado La levotiroxina puede interactuar con varios fármacos y suplementos herbales, por lo que debe consultarse con el médico tratante antes de iniciar el tratamiento. La levotiroxina puede tener interacciones con los medicamentos antiácidos, los suplementos de hierro y los suplementos de calcio. Si por alguna razón o indicación médica, un paciente está tomando estos medicamentos, debe separarlos de la levotiroxina por lo menos durante 2 horas.

Otros medicamentos de uso frecuente que pueden tener interacciones farmacológicas con la levotiroxina incluyen:

  • Amiodarona u otros medicamentos que afectan al metabolismo del yodo, como el yodo radiactivo.
  • Anfetaminas, como la dexanfetamina o fentermina
  • Anticoagulantes como la warfarina
  • Anticonvulsivantes como la carbamazepina, fenobarbital o fenitoína
  • Antidepresivos como la sertralina o medicamentos empleados en el tratamiento de la ansiedad
  • Aspirina
  • Ciprofloxacina
  • Estrógenos y anticonceptivos orales
  • Fármacos para el tratamiento de enfermedades del corazón como la digoxina, metoprolol o propanolol
  • Medicamentos para el VIH (por ejemplo: Atazanavir, indinavir, ritonavir o saquinavir)
  • Medicamentos para tratar la diabetes, incluida la insulina
  • Inhibidores de la bomba de protones (IBP), omeprazol, esomeprazol, etc.
  • Rifampicina

Recomendaciones Importantes

Es importante tomar en cuenta algunas recomendaciones de seguridad sobre el consumo de levotiroxina

  1. Las hormonas tiroideas, incluida la levotiroxina, no deben emplearse ni solas ni en combinación con otros fármacos para el tratamiento de la obesidad o la pérdida de peso. En personas con niveles normales de hormonas tiroideas, las dosis de levotiroxina utilizadas a diario como reemplazo hormonal no son de utilidad para la pérdida de peso. Las dosis más elevadas pueden desencadenar eventos adversos graves o incluso fatales, principalmente cuando se usan combinadas con otros medicamentos para disminuir el apetito.
  2. No se debe utilizar levotiroxina si una persona padece de enfermedades de la glándula suprarrenal no corregidas.
  3. Tomar demasiada levotiroxina se ha asociado con una mayor pérdida de hueso (osteoporosis), especialmente después de la menopausia.
  4. En cuanto el médico especialista haya determinado la dosis específica de levotiroxina, es importante que se realice un test de laboratorio, por lo menos una vez al año, salvo mejor criterio médico.
  5. Alimentos como la harina de soja, las nueces y la fibra dietética pueden hacer que el organismo absorba menos levotiroxina a nivel del tubo digestivo.
  6. Las dosis de levotiroxina se deben ingerir según la indicación del médico tratante, en una sola dosis, y de preferencia con el estómago vacío, de media a una hora antes del desayuno.
  7. El médico tratante debe conocer cualquier otra condición médica que esté padeciendo el paciente, especialmente enfermedades del corazón, problemas de coagulación de la sangre, y trastornos de las glándulas suprarrenales o de la hipófisis.

Referencias

 

Resumen
Levotiroxina
Nombre del artículo
Levotiroxina
Descripción
La Levotiroxina es una hormona de origen sintético utilizada para el tratamiento del Hipotiroidismo, que es una enfermedad que se caracteriza por la disminución en la producción de la hormona tiroxina por parte de la glándula tiroides.
Autor
Publisher Name
Su Doctor Informa
Publisher Logo