Indigestión (Dispepsia)

La Indigestión (dispepsia), se refiere a una sensación incómoda de llenura después de las comidas que se relaciona con náusea, eructos, agruras, y en ciertas ocasiones con distensión del abdomen. Con frecuencia empeora al consumir alimentos muy condimentados, grasosos, junto al consumo de cafeína.

La indigestión afecta principalmente al estómago, la primera porción del intestino delgado y en ciertos casos también puede comprometer al esófago, haciendo que estos órganos funcionen de manera anormal. Es una enfermedad crónica en la que las molestias varían en frecuencia e intensidad, por lo general, durante muchos meses o años.

Epidemiología

La indigestión es una de las afecciones más frecuentes, que por ejemplo, en los Estados Unidos la padecen un 20% de las personas. Muy probablemente, solo el 10% de los afectados buscarán atención médica para solucionar este problema. Los Médicos se refieren a la indigestión como dispepsia no ulcerosa o funcional, para diferenciarla de los signos y síntomas relacionados con la enfermedad úlcero-péptica.

Causas de la Indigestión (Dispepsia)

La indigestión puede tener algunas causas relacionadas principalmente con la presencia de otras enfermedades, o por el consumo de algunos medicamentos.

Condiciones Médicas

Algunos de los problemas o condiciones médicas que están relacionados con la dispepsia incluyen:

  • Cálculos en la vesícula
  • Cirrosis del hígado
  • Úlcera en el duodeno
  • Dilatación aguda del estómago
  • Úlcera de estómago
  • Gastritis crónica
  • Cáncer del aparato digestivo
  • Insuficiencia del corazón
  • Hepatitis
  • Hernia hiatal
  • Embolia pulmonar
  • Tuberculosis pulmonar
  • Elevación de los nitrogenados en sangre por insuficiencia renal

Medicamentos

Los medicamentos que están relacionados con la aparición de la dispepsia comprenden:

  1. Antiinflamatorios no esteroideos (AINES)
  2. Diuréticos
  3. Antibióticos
  4. Corticoides

Otras causas de Indigestión (Dispepsia)

Después de una cirugía digestiva o de otro tipo, se puede presentar un cuadro de dispepsia, al igual que la gastritis que suele presentarse después de someterse a un procedimiento quirúrgico.

Síntomas de Indigestión

Los principales síntomas de la indigestión incluyen:

  • Dolor o malestar en la parte superior del abdomen
  • Eructos
  • Náuseas
  • Hinchazón abdominal
  • Sentirse lleno después de comer solo una pequeña cantidad de alimentos, lo que se conoce como saciedad temprana
  • Vómitos de manera ocasional

Factores de Riesgo

Los factores que pueden incrementar la posibilidad de presentar dispepsia comprenden:

  1. Edad avanzada
  2. Algunos de los medicamentos que se comercializan sin receta médica como la aspirina y el ibuprofeno
  3. Hábito tabáquico
  4. Consumo de alcohol
  5. Antecedentes de maltrato físico o abuso sexual en la infancia
  6. Sexo femenino

Diagnóstico

Es importante que el médico gastroenterólogo realice una detallada historia clínica que incluya el interrogatorio, en el cual el paciente pueda describir con detalle los síntomas relacionados con la presencia de un cuadro de dispepsia. Se debe indagar si el paciente está experimentando una cantidad inusual o abrumadora de estrés emocional. La exploración física se concentrará en el abdomen, en busca de presencia de líquido (ascitis), distensión abdominal, hernias evidentes, ictericia (color amarillento de la piel) y manchas (equimosis).

La aparición de molestias, y si estas son de gran intensidad, en personas mayores de 55 años, amerita la realización de exámenes para determinar la causa. Estas pruebas comprenden:

  • Exámenes de sangre
  • Prueba del aliento y de las heces (detección de la bacteria Helicobacter pylori)
  • Endoscopía digestiva
  • Estudio de imágenes como radiografías o tomografía.

Una vez que se han practicado todas las pruebas complementarias, y éstas no arrojan un posible diagnóstico determinado, se considera que el paciente está padeciendo una dispepsia funcional.

Complicaciones

Por lo general, la dispepsia es de carácter leve en la mayoría de los casos. No obstante, la indigestión severa ocasionalmente puede desencadenar algunas complicaciones.

Estenosis Esofágica

El reflujo del contenido gástrico ácido puede provocar indigestión. La estenosis esofágica es un trastorno en la que la acidez estomacal se filtra hacia el esófago irritando la delicada mucosa esofágica. Esta irritación puede provocar cicatrización y estrechez del conducto esofágico. Las personas con estenosis esofágica puede presentar dificultad para tragar (disfagia). Los alimentos se pueden atascar en la faringe y provocar dolor en el pecho. En casos graves, se deberá practicar un procedimiento quirúrgico denominado dilatación esofágica para ensanchar el esófago.

Estenosis pilórica

Se produce un estrechamiento o estenosis a nivel del píloro, que es la zona que une el estómago al duodeno (porción inicial del intestino delgado). El contacto del contenido ácido con el píloro provoca estenosis y cicatrización, como resultado de esto, los alimentos no se digieren correctamente. De igual manera, en algunas ocasiones se requerirá un procedimiento quirúrgico para mejorar o tratar la estenosis pilórica.

Tratamiento

El tratamiento de la indigestión depende de la causa que la esté provocando, y de la severidad de las molestias. Si los síntomas son leves o se manifiestan con poca frecuencia, las modificaciones en el estilo de vida posiblemente los aliviarán. Estas modificaciones implica disminuir el consumo de alimentos grasos y picantes, además, se debe consumir menos cafeína, chocolate y alcohol. También es recomendable dejar de fumar. Un sueño reparador de mínimo 7 horas también puede ser de utilidad en la indigestión leve.

Fármacos

En los casos en que las molestias de la indigestión sean frecuentes o de mayor gravedad, el médico gastroenterólogo puede recetar algunos medicamentos.

Antiácidos

Neutralizan los efectos del ácido clorhídrico originado en el estómago. Algunos de estos medicamentos incluyen una combinación de magaldrato y simeticona. El médico los prescribe en primera instancia en la indigestión o dispepsia de carácter leve.

Antagonistas del receptor H-2

Estos fármacos disminuyen los niveles de la acidez estomacal, y su tiempo de acción es mayor que de los antiácidos, además, de que actúan de manera más rápida en aliviar los síntomas, aunque en la actualidad son poco utilizados debido a la aparición de fármacos más potentes, como los IBP. Entre estos medicamentos se incluyen la cimetidina, famotidina, ranitidina, entre otros.

Inhibidores de la bomba de protones (IBP)

Son muy eficaces tanto en la dispepsia como en la enfermedad por reflujo gastroesofágico, reducen la acidez del estómago y son más potentes que los antiácidos. Entre estos fármacos se encuentran el omeprazol, lanzoprazol, esomeprazol, entre otros.

Procinéticos

Estos compuestos ayudar a mejorar el movimiento o la motilidad del estómago, para lograr un mejor vaciado estomacal. Pueden presentar efectos secundarios como cansancio, depresión, somnolencia, ansiedad y contracturas musculares. La cinitaprida es uno de los procinéticos más utilizados.

Antidepresivos

Se utilizan en dosis bajas especialmente en los casos de dispepsia funcional, es decir cuando no se ha encontrado alguna causa orgánica que la esté provocando. En ciertos casos, estos medicamentos pueden aliviar la sensación de dolor que experimenta el paciente. No están exentos de efectos secundarios, los cuales pueden incluir náuseas, dolor de cabeza, agitación, estreñimiento y sudoración nocturna.

Alimentación en la Dispepsia

La fibra es muy importante ya que limpia el intestino y hace que la digestión sea más adecuada. Alimentos con alto contenido de fibra promueven una mejor salud digestiva. Las frutas, nueces, legumbres y granos integrales contienen mucha fibra y son una excelente manera de proteger contra la indigestión.

Se deben evitar los alimentos picantes o muy altos en grasa. Es importante consumir líquidos con las comidas, para ayudar a movilizar los alimentos a través del tracto digestivo y promover una buena digestión. Consumir de cuatro a cinco comidas en porciones más pequeñas en lugar de tres comidas grandes, también puede ayudar al aparato digestivo.

Dr. William Bonifaz B.

Referencias

 

Resumen
Indigestión (Dispepsia)
Nombre del artículo
Indigestión (Dispepsia)
Descripción
La Indigestión (dispepsia), se refiere a una sensación incómoda de llenura después de las comidas que se relaciona con náusea, eructos, agruras, y en ciertas ocasiones con distensión del abdomen. Con frecuencia empeora al consumir alimentos muy condimentados, grasosos, junto al consumo de cafeína.
Autor
Publisher Name
Su Doctor Informa
Publisher Logo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *