Dexametasona

La Dexametasona es un medicamento que pertenece al grupo de los fármacos corticosteroides o corticoides. Son sustancias de origen sintético que actúan como sustitutos de las hormonas que produce nuestro organismo (corticoides) y que cumplen funciones vitales. Se liberan junto al cortisol en la corteza suprarrenal (glándulas suprarrenales) y es un glucocorticoide que regula el metabolismo, las reacciones inmunológicas y las respuestas que los seres humanos tenemos cuando nos exponemos a situaciones de estrés.

Funciones de los Corticoisteroides

Los corticosteroides y en particular, los glucocorticoides, juegan un papel importante en el metabolismo de los carbohidratos, proteínas y lípidos; la respuesta inmune y la respuesta al estrés. Los glucocorticoides tienen la capacidad de neutralizar un proceso inflamatorio de varias formas. Por ejemplo, disminuyen la síntesis de interleucinas que promueven la génesis del dolor, y muchas otras sustancias proinflamatorias (citocinas), suprimen la inmunidad celular, disminuyen la elaboración de ciertos componentes de la coagulación como el complemento, y además, disminuyen la elaboración y funciones de los leucocitos.

Usos de la Dexametasona

La dexametasona es utilizada para tratar principalmente, los síntomas que se producen cuando hay una repentina y brusca disminución de los niveles de corticoides en el cuerpo, como es el caso de la enfermedad de Addison. Además, es un potente antiinflamatorio. Recordemos que en ciertas circunstancias, y por distintos estímulos, algunas células de nuestro cuerpo liberan sustancias que desencadenan inflamación. En algunas condiciones médicas donde existe una exagerada respuesta alérgica o inmune, los corticoides disminuyen la liberación de sustancias inflamatorias, reduciendo de esta forma la inflamación.

También se la puede utilizar para tratar ciertas formas de artritis; alteraciones de la piel, la sangre, enfermedades renales, problemas oftálmicos, alteraciones de la glándula tiroidea, y trastornos digestivos como la colitis ulcerativa y la enfermedad de Crohn. Puede ser empleado también en reacciones alérgicas severas y el asma. La dexametasona también es utilizada en el tratamiento de ciertos tipos de cáncer (leucemia, linfomas, mieloma múltiple, micosis fungoides, entre otros).

Qué son los Linfomas

Dosis de la dexametasona

La dosis de la dexametasona puede variar en cada paciente. La dosis correcta va a depender de la edad, de la enfermedad que se va tratar, su gravedad y la situación clínica del individuo afectado. Cuando se utiliza la dexametasona por vía parenteral (intravenosa o intramuscular), deberá ser supervisada por un profesional médico y de preferencia en un centro hospitalario.

Precauciones en su uso

La dexametasona debe emplearse con precaución si un paciente padece algunas condiciones médicas como úlcera de estómago, colitis, enfermedad del corazón, diabetes mellitus, trastornos de los huesos, cálculo renal, enfermedades del hígado o de los riñones, glaucoma, colesterol elevado, hipertensión arterial, presencia de epilepsia, trastornos de la tiroides, tuberculosis, lupus eritematoso sistémico, miastenia gravis, cirugía reciente, entre otras.

Los pacientes que están recibiendo fármacos como la dexametasona, y desean vacunarse, antes, deben consultar con su médico de cabecera. Además, deben evitar el contacto con personas que hayan recibido la vacuna oral contra el virus de la polio.

Presión Arterial Alta: ¿Hay síntomas?

Uso de la dexametasona en niños 

No se recomienda el uso crónico de la dexametasona en niños, ya que puede inhibir el crecimiento y desarrollo.

Uso de la dexametasona en el embarazo

Se la puede utilizar en el tercer trimestre del embarazo para ayudar al desarrollo pulmonar en fetos con riesgo de nacimiento prematuro. Los estudios en animales preñadas muestran que la dexametasona puede ocasionar anomalías del desarrollo fetal, incluyendo fisura palatina, retraso del crecimiento intrauterino y efectos en el crecimiento y desarrollo fetal.

Efectos secundarios de la Dexametasona

Los efectos secundarios que provoca la dexametasona se producen por su uso crónico o en altas dosis. Los más relevantes y de importancia médica incluyen:

  • Síndrome de Cushing (redistribución de la grasa en la cara y en el tronco)
  • Glaucoma
  • Hipertensión arterial
  • Diabetes Mellitus
  • Hígado graso
  • Aumento de peso
  • Incremento del colesterol y los triglicéridos
  • Infecciones oculares
  • Catarata
  • Retención de líquidos
  • Elevación de los glóbulos rojos (policitemia)
  • Disminución de los linfocitos (linfopenia)
  • Bajo nivel de esosinófilos (eosinopenia)
  • Osteoporosis
  • Incremento del riesgo de contraer infecciones
  • Trastornos menstruales (amenorrea)
  • Cambios bruscos de humor, irritabilidad, cambios de personalidad, y depresión severa
  • Disfunción eréctil
  • Cambios en la pigmentación de la piel
  • Estrías en la piel
  • Equimosis o manchas en la piel por la ruptura de los capilares
  • Inflamación o rotura de los tendones
  • Debilidad muscular
  • Fractura de los huesos
  • Imposibilidad para la concepción

Uso de la dexametasona en la infección por COVID-19 

La dexametasona ha demostrado disminuir las muertes por Covid-19, en un tercio de los pacientes que han necesitado ventilación mecánica y en un quinto de los pacientes que solo requirieron oxígeno. Esto es el resultado de un ensayo clínico realizado por la Universidad de Oxford. Un total de 2.104 pacientes recibieron 6 mg diarios de dexametasona durante 10 días, en comparación con 4.321 pacientes que recibieron una atención habitual.

Entre los individuos que recibieron solamente la atención habitual, la mortalidad a los 28 días fue mayor que en aquellos que necesitaron ventilación (41%), intermedia en los que requirieron oxígeno (25%) y más baja entre aquellos que no recibieron ninguna intervención (13%). De acuerdo a estos resultados, se lograría evitar una muerte por medio del tratamiento con dexametasona, de cerca de 8 pacientes ventilados o de alrededor de 25 pacientes que solo necesitaron oxígeno.

Referencias

 

 

 

Resumen
Dexametasona
Nombre del artículo
Dexametasona
Descripción
La Dexametasona es un medicamento que pertenece al grupo de los fármacos corticosteroides o corticoides. Son sustancias de origen sintético que actúan como sustitutos de las hormonas que produce nuestro organismo (corticoides) y que cumplen funciones vitales.
Autor
Publisher Name
Su Doctor Informa
Publisher Logo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *