COVID-19

El 31 de diciembre de 2019, la Comisión Municipal de Salud y Sanidad de Wuhan (provincia de Hubei, China) informó sobre un agrupamiento de 27 casos de neumonía de etiología desconocida con inicio de síntomas el 8 de diciembre, incluyendo siete casos graves, con una exposición común a un mercado mayorista de marisco, pescado y animales vivos en la ciudad de Wuhan, sin identificar la fuente del brote.

El mercado fue cerrado el día 1 de enero de 2020. El 7 de enero de 2020, las autoridades chinas identificaron como agente causante del brote un nuevo tipo de virus de la familia Coronaviridae, que ha sido denominado SARS-CoV-2. La secuencia genética fue compartida por las autoridades chinas el 12 de enero. El Comité de Emergencias del Reglamento Sanitario Internacional (RSI, 2005) ha declarado el actual brote de nuevo coronavirus como una Emergencia de Salud Pública de Importancia Internacional (ESPII) en su reunión del 30 de enero de 2020.

Síntomas de Covid-19

Según información proporcionada por el CDC de China a día 28-01-2020, las edades de los casos confirmados oscilaban entre 9 meses y 96 años. Según información proporcionada por la OMS a fecha 27-01-2020, los casos detectados en países diferentes a China tenían una edad mediana de 45 años, con un rango entre 2 y 74 años, siendo el 71% de los casos hombres. En el inicio del brote no se describieron casos en población infantil. Posteriormente, se ha descrito afectación en niños con una clínica leve o incluso ausencia de síntomas que se han relacionado con una dinámica de transmisión intrafamiliar (14,15). A partir del mes de abril, se comenzaron a estudiar casos de un trastorno similar a la enfermedad de Kawasaki, caracterizado por la presencia de un síndrome inflamatorio multisistémicoa en niños y adolescentes.

El cuadro clínico producido por el Covid-19, varía desde un cuadro leve  de vías respiratorias altas con uno o más de los siguientes síntomas: disnea, tos o dolor de garganta y/o fiebre; hasta un cuadro de neumonía grave con sepsis. Los casos de COVID-19 pueden presentar cuadros asintomáticos, leves, moderados o graves, incluyendo: neumonía, síndrome de distrés respiratorio agudo (SDRA), sepsis y shock séptico.

Diagnóstico

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que para que una persona sea diagnosticada con SARS debe tener lo siguiente:

  • Fiebre de 38°C o más.
  • Uno o más síntomas de afección del tracto respiratorio como tos, dificultad para respirar.
  • Aumento de la frecuencia cardíaca (taquicardia).
  • Contacto cercano dentro de los primeros diez días del inicio de los síntomas con una persona a la que se le ha diagnosticado SARS.
  • Antecedentes de haber viajado, dentro de los primeros diez días de inicio de los síntomas a un área en la que se haya reportado focos de transmisión de SARS.
  • Radiografía de los pulmones que sugiera un diagnóstico de neumonía.

Estudios de Laboratorio

La prueba de reacción en cadena de la polimerasa de transcripción inversa (RT-PCR), puede detectar el virus en la sangre, en las heces y en las secreciones nasales. Las pruebas serológicas pueden detectar anticuerpos contra el SARS-CoV en la sangre. Si una persona tiene anticuerpos es muy probable que tenga la infección.

También se puede cultivar el virus en el laboratorio para hacer el diagnóstico, aunque este último método no siempre es efectivo debido a lo difícil que puede resultar el cultivo del coronavirus. La neumonía es una complicación muy frecuente, por lo que se debe sospechar que una persona que desarrolla neumonía sin causa aparente y que ha pasado algún tiempo en un lugar donde hubo un brote puede tener SARS.

Tratamiento

La OMS recomienda aislar a los individuos afectados, además de utilizar técnicas de barrera para prevenir la propagación del virus, incluidas máscaras con filtro y gafas. Hasta la actualidad, ningún fármaco, incluido los antibióticos, parecen ser efectivos contra el SARS.

Medidas de Prevención

De igual manera que con otras enfermedades infecciosas, se pueden implementar algunas medidas para ayudar a prevenir la diseminación del virus del SARS. Las buenas prácticas de higiene pueden ayudar a disminuir la transmisión del virus. Estas incluyen:

  • Lavado frecuente de manos.
  • Evitar tocarse los ojos, la boca o la nariz con las manos sucias.
  • Cubrirse la boca y la nariz con un paño desechable al toser o estornudar.
  • Promover en la comunidad estas medidas de prevención y, además, educar a la población en el conocimiento básico de este tipo de enfermedades.

Debido a que el SARS es contagioso una vez que sus síntomas se han manifestado, cualquier persona afectada con esta enfermedad debe restringir el contacto con otras personas hasta 15 días después de que sus molestias hayan mejorado. El SARS es más contagioso durante la segunda semana de la enfermedad.

¿Hay vacunas contra el SARS?

Hasta el momento actual no existe una vacuna contra el SARS, pero los investigadores están desarrollando un tipo de vacuna. En el año 2013, los científicos revelaron que habían encontrado una forma de desactivar un segmento del virus que provoca el SARS y que lo ayuda a esconderse de la acción del sistema inmunológico. Este hecho podría llevar al desarrollo de una vacuna contra este virus.

Las vacunas para la covid-19 actualmente se encuentran en fase 3, algunas de ellas con una efectividad de hasta el 95%, lo que mantiene la esperanza de poder contener y disminuir la incidencia de nuevos contagios en los próximos dos años.

Fases de la pandemia COVID-19

La pandemia provocada por el covid-19, ha sido clasificada en 5 fases.

Fase 1

  • Se presentan casos esporádicos.
  • Hay casos importados y poca transmisión.

Medidas a tomar

  • Limpieza e higiene de manos.
  • Detección temprana y aislamiento.
  • Seguimiento de contactos.
  • Limitar los viajes

Fase 2

  • Clusters (brotes de casos).
  • Casos importados.
  • Nuevos casos en clusters locales.

Medidas a tomar

  • Limpieza e higiene de manos.
  • Detección temprana y aislamiento.

Fase 3

  • Oleada principal de casos.
  • Diseminación y transmisión en la comunidad

Medidas a tomar

  • Limpieza e higiene de manos.
  • Distanciamiento social.

Fase 4

  • Hay una epidemia generalizada.
  • Existe presión sobre el sistema sanitario.

Medidas a tomar

  • Limpieza e higiene de manos.
  • Distanciamiento social.

Fase 5

  • Epidemia tardía.
  • Declina el número de casos.

Medidas a tomar

  • Limpieza e higiene de manos.
  • Distanciamiento social.

Actualmente el Ecuador se encuentra en la Fase 4 de la pandemia por el covid-19.

Referencias

Resumen
COVID-19
Nombre del artículo
COVID-19
Descripción
El 31 de diciembre de 2019, la Comisión Municipal de Salud y Sanidad de Wuhan (provincia de Hubei, China) informó sobre un agrupamiento de 27 casos de neumonía de etiología desconocida con inicio de síntomas el 8 de diciembre, incluyendo siete casos graves, con una exposición común a un mercado mayorista de marisco, pescado y animales vivos en la ciudad de Wuhan, sin identificar la fuente del brote.
Autor
Publisher Name
Su Doctor Informa
Publisher Logo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *