Aftas Bucales

Las Aftas Bucales, conocidas también como úlceras bucales, son lesiones muy dolorosas,  localizadas a nivel de la boca y las encías.

En general, constituyen un proceso benigno, el problema radica en que pueden ser extremadamente incómodas, al momento de comer, beber y cepillarse los dientes. Estas lesiones varían en tamaño y las molestias que ocasionen, dependerá del tipo de afta que presente la persona.

Generalidades sobre las aftas bucales

  • La mayoría de las aftas o úlceras bucales, son molestas, aparecen de manera recurrente, pero son de carácter benignas.
  • La ingestión de alimentos ácidos pueden agravar las molestias.
  • Las lesiones que duren más de tres semanas deben ser valoradas por un profesional sanitario.
  • En la mayoría de las ocasiones, las aftas bucales desaparecerán en 2 semanas.

Causas

No se ha determinado de manera exacta las causas que producen las úlceras bucales. De todas formas, existen ciertas causas  y factores comunes que pueden agravarlas, entre las que se incluyen:

  • Dejar de fumar
  • Ingerir frutas cítricas y alimentos muy ácidos o especias.
  • Traumatismo en la mucosa bucal, o morderse la lengua.
  • Utilización de frenillos, placas dentales mal ajustadas y otros aparatos que pueden rozar contra la boca y las encías.
  • Cambios hormonales durante el embarazo, la pubertad y la menopausia.
  • Fármacos como los antihipertensivos (betabloqueantes), antiepilépticos,  antiarrítmicos,entre otros.
  • Factores genéticos.

Tipos de aftas bucales

Existen tres tipos de aftas o úlceras bucales:

  • Úlceras menores. Son el tipo más común y representan el 80% de todos los casos. Suelen ser pequeñas (2-8 mm de diámetro) y por lo general, sanan de manera natural, en 10-14 días. Las aftas menores no dejan cicatrices.
  • Úlceras mayores. Son más grandes y profundas que las úlceras menores, y generalmente presentan un borde elevado o irregular. Suelen tener 1 cm o más de diámetro. Este tipo de lesiones tardan más tiempo en sanar (varias semanas) y pueden dejar cicatrices.
  • Úlceras herpetiformes. Se originan como múltiples llagas del tamaño de una cabeza de alfiler. El número de lesiones puede variar de cinco hasta 100. A menudo, estas úlceras se fusionan para formar lesiones más grandes, que son de forma irregular, y tienen la característica de ser muy dolorosas. Cerca del 5-10% de las aftas bucales son herpetiformes, aunque no están relacionadas con el virus del herpes.

Frecuencia de aparición

Las úlceras bucales son muy comunes. La mayoría de las personas tendrán un cuadro de éste tipo, al menos una vez en su vida. Los estudios epidemiológicos han demostrado que las úlceras bucales son más comunes en las mujeres y en personas jóvenes. No se transmiten de persona a persona, ni a través de los besos, o de compartir vasos o cubiertos.

Úlceras bucales recurrentes

En general, las personas solo tienen úlceras bucales de manera ocasional. No obstante, ciertas personas desarrollan úlceras en la boca de manera permanente o recurrente. Una de cada cinco personas tendrá úlceras bucales recurrentes. Se estima que alrededor del 5-10% de los niños pueden tener úlceras bucales recurrentes. Las úlceras bucales recurrentes o persistentes, requieren atención y vigilancia médica.

Síntomas

Las aftas o úlceras bucales pueden ser dolorosas, y el dolor puede empeorar al comer, beber o por falta de higiene bucal.

Úlceras menores y mayores

Los síntomas de estos dos tipos de úlceras incluyen: una o más llagas dolorosas que pueden aparecer en las mejillas, el paladar o la lengua. Son lesiones redondeadas con bordes enrojecidos y un centro blanco o grisáceo.

Úlceras herpetiformes

Pueden presentarse en la boca, como lesiones extremadamente dolorosas, reaparecer rápidamente e infectarse. Pueden aumentar de tamaño, y eventualmente fusionarse para formar una úlcera grande e irregular. Tardan 10 días o más en sanar, y pueden aparecer en cualquier lugar de la boca. Durante los brotes más extensos de úlceras bucales, algunos pacientes pueden experimentar fiebre, letargo e inflamación y aumento de tamaño de los ganglios linfáticos.

Diagnóstico

Es importante el interrogatorio y la exploración física por parte del médico como guía en el diagnóstico de las úlceras bucales. Además, se pueden solicitar algunos análisis de sangre para verificar el estado de salud general. Estos exámenes incluyen:

  • Hemograma completo. Para identificar la presencia de algún proceso infeccioso.
  • Velocidad de sedimentación globular (VSG). Este examen puede revelar la presencia de inflamación en el organismo. Si existe algún proceso inflamatorio, el médico ordenará más pruebas para determinar que afección puede estar causándolo.
  • Ferritina. Este examen mide la cantidad de hierro que se almacena en el cuerpo. La falta de hierro puede ser causa de úlceras bucales recurrentes.
  • Vitamina B12. Esta prueba mide los valores de vitamina B12. La disminución de los niveles de esta vitamina también puede ocasionar úlceras bucales recurrentes.

Tratamiento

La mayoría de las úlceras bucales no requieren un tratamiento específico. Generalmente, estas lesiones sanan de manera espontánea sin son: leves, infrecuentes y si no interfieren con las actividades diarias.

Cuidados personales

Si una persona tiene una úlcera bucal leve, existen algunos consejos de cuidado personal que puede poner en práctica, y estos incluyen:

  1. Utilizar un cepillo de dientes de cerdas suaves.
  2. Evitar comer alimentos duros. Es mejor consumir alimentos blandos.
  3. Reducir los niveles de estrés, practicando actividades de tipo relajantes como yoga, meditación o ejercicio.
  4. No consumir alimentos que se sabe causó úlceras en el pasado como agentes aromatizantes, aceites esenciales, canela, gluten, leche de vaca, café, chocolate, queso, frutas cítricas, ciertas especias, entre otros.

Medicamentos

Algunos de los medicamentos utilizados en el tratamiento de las úlceras bucales incluyen:

Analgésicos

Se pueden utilizar fármacos para el alivio del dolor como paracetamol o ibuprofeno. Analgésicos de acción local como la bencidamina se pueden usar en forma de enguaje bucal o en aerosol. La bencidamina no se podrá usar por más de siete días seguidos.

Enjuague bucal antimicrobiano

El enjuague bucal antimicrobiano ayudar a combatir agentes patógenos como bacterias, virus u hongos. El gluconato de clorhexidina es el más utilizado.

Coricosteroides

Los corticoides son potentes antiinflamatorios, los cuales se utilizan en los casos en que el grado de inflamación y dolor sean muy severos. No es recomendable utilizarlos en niños menores de 12 años, salvo mejor criterio médico.

Úlceras bucales y Cáncer

Si las úlceras bucales duran más de tres semanas, tienen un aspecto anormal o sangran a menudo, deben ser valoradas por el médico. Esto es debido al hecho de que una úlcera bucal grave y muy duradera puede ser un signo de cáncer de boca. Para ponerlo en contexto, aproximadamente el 80% de las personas con cáncer de boca, han tenido una úlcera bucal de larga duración que no cicatriza.

Las úlceras provocadas por un cáncer de boca generalmente aparecen en o debajo de la lengua, aunque pueden aparecer en cualquier otro sitio del área bucal. Una persona está en mayor riesgo de presentar cáncer de boca si es:

  • De sexo masculino.
  • Es mayor de 45 años.
  • Es fumador empedernido.
  • Es un gran bebedor de alcohol.

Pronóstico

En general, las úlceras bucales tienden a desaparecer por sí solas, y el dolor asociado, cede en un par de días. Es importante un adecuado control, y para prevenir futuros brotes, se debe tratar de reducir los niveles de estrés y ansiedad.

Medidas de Prevención

Algunas de las medidas de prevención incluyen:

  • No consumir alimentos que puedan desencadenar o empeorar los síntomas.
  • Mantener una adecuada higiene bucal con el uso diario del cepillo e hilo dental.
  • Evitar en lo posible situaciones estresantes, o que generen mucha ansiedad.
  • No se debe ingerir alimentos y bebidas calientes o picantes.

Dr. William Bonifaz B.

Referencias