Adicción a las Drogas

La Adicción a las drogas es un problema de salud muy complejo, y lograr que una persona supere su adicción requiere algo más que buenas intenciones, o una fuerte voluntad. Se define la adicción a las drogas como el consumo compulsivo de estupefacientes a largo plazo, no obstante, de conocer las consecuencias negativas que desencadenan. La dependencia a las drogas entraña que el organismo ha comenzado a requerir dosis más altas de la sustancia para lograr el mismo efecto y para evitar los signos y síntomas de abstinencia. Hay que establecer que el consumo de estupefacientes altera el funcionamiento cerebral y desencadena conductas que no son normales.

Epidemiología

El abuso y la adicción al alcohol, a la nicotina, las drogas ilícitas y los medicamentos de prescripción provoca más de 90.000 muertes en EEUU al año. En el Ecuador, la dependencia y el consumo de drogas ilícitas es la más alta en comparación con otros países en Sudamérica (51%).

Drogas de consumo más frecuente

La adicción es una enfermedad crónica que se caracteriza por la búsqueda y el consumo de drogas de forma compulsiva o difícil de controlar, a pesar de sus consecuencias perjudiciales. La decisión inicial de consumir drogas es voluntaria para la mayoría de las personas, pero el consumo repetido puede desencadenar cambios cerebrales que desafían el autocontrol del individuo adicto e interfiere en su capacidad para resistir los impulsos de consumir drogas. Las sustancias de mayor abuso incluyen:

  • Cocaína
  • Heroína
  • Morfina
  • LSD (ácido lisérgico)
  • Marihuana
  • Sedantes
  • Metanfetaminas
  • PCP (fenciclidina, llamada también polvo del ángel)
  • Éxtasis (3, 4-metilendioxi-N-metanfetamina, droga estimulante que puede causar alucinaciones)
  • GHB (gamma-hidroxibutirato, que es un depresor del sistema nervioso)
  • Quetamina
  • Esteroides
  • Inhalantes

Tipos de drogas según sus efectos

En base a los estudios, revisiones científicas disponibles y protocolos farmacológicos disponibles, los estupefacientes se pueden clasificar en:

  • EmbriagantesAlcohol, éter, cloroformo y bencina
  • Hipnóticas: Barbitúricos y otros somníferos
  • Excitantes: Cafeína y tabaco, entre otras
  • EufóricasOpio y sus derivados, así como cocaína
  • AlucinógenasMarihuana, mezcalina, beleño, entre otras

Causas de la adicción

No se conoce las causas del abuso y la dependencia a las drogas. Sin embargo, se han planteado algunas teorías que expliquen la adicción. Por ejemplo, algunas personas pueden estar genéticamente predispuestas al consumo y abuso de sustancias estupefacientes. Otras teorías sustentan el hecho de que las personas aprenden a consumir drogas imitando el comportamiento de otros. Junto a esto, los cambios que tienen lugar en el tejido cerebral por el consumo de drogas durante largo tiempo pueden incrementar el deseo de una persona de seguir tomando sustancias ilícitas.

Cómo actúan las drogas a nivel cerebral

A nivel del cerebro, el consumo reiterado de sustancias ilícitas puede hacer que el mismo perciba de manera diferente el placer. Las drogas estimulan la liberación innecesaria de sustancias químicas denominadas neurotransmisores, lo que a largo plazo puede modificar la función cerebral. Lo más relevante es que este cambio del accionar cerebral puede permanecer mucho tiempo después de que una persona deje de consumir estupefacientes.

Factores de Riesgo

El abuso y la adicción a las drogas es más común en varones jóvenes, aunque puede presentarse en cualquier persona y a cualquier edad. Otros factores que pueden predisponer al abuso de estupefacientes en una persona incluyen:

  • Otros miembros en la familia con problemas de adicción.
  • Trastornos de la esfera psíquica, como ansiedad, depresión y crisis de pánico.
  • Pasar mucho tiempo con otras personas consumidoras de drogas.
  • Comportamiento antisocial a temprana edad, como infringir la ley o mentir de forma reiterada.
  • Estrés
  • Acceso fácil a las drogas ilícitas por diversas circunstancias.
  • Iniciarse de manera temprana en el consumo de una droga altamente adictiva como la cocaína, puede llevar a una persona a consumir otras drogas ilícitas.
  • Familias disfuncionales en donde no existe o es muy difícil el vinculo entre padres, hijos y hermanos, además de falta de comunicación en los integrantes de la familia.

Síntomas de adicción a las drogas

Es muy frecuente que las personas adictas nieguen el abuso de drogas y su dependencia a ellas. Cuando están presentes, algunos de los signos y síntomas del abuso de drogas incluyen:

  1. Frecuentes problemas en la escuela, en el trabajo, o en el hogar.
  2. Las personas adictas tienen una intensa necesidad de consumir drogas, que muchas veces nos les permite pensar en otra cosa.
  3. La continua utilización de drogas puede poner en riesgo la seguridad física de una persona adicta.
  4. Descuidar las obligaciones y responsabilidades laborales, del estudio, o tener menos tiempo para practicar actividades recreativas o sociales por el consumo de drogas.
  5. Se pierde el interés en actividades que antes eran consideradas como favoritas.
  6. Inhabilidad para dejar la droga o limitar su uso.
  7. Incremento de la tolerancia (consumir mayores cantidades para lograr el mismo efecto).
  8. Aparición de los signos y síntomas de abstinencia cuando se deja de consumir la droga.
  9. Pasar mucho tiempo tratando de adquirir la droga.
  10. El consumo de sustancias estupefacientes continua incluso si éstas provocan trastornos físicos o mentales, o empeoran los ya presentes.

Cómo saber si un joven está consumiendo drogas

El abuso de drogas ilícitas en los jóvenes, puede tener un gran impacto en sus vidas. Como se sabe, los chicos que consumen drogas, pueden poner en riesgo su salud y su seguridad. Diversos estudios han demostrado que los púberes y adolescentes son el grupo poblacional más vulnerable al consumo de sustancias ilícitas, debido a que su personalidad se encuentra en estado de formación. Algunos de los factores de riesgo que exponen a los jóvenes al consumo de estupefacientes comprenden: el fácil acceso que tienen a muchas sustancias como el alcohol y el tabaco; la presencia de problemas en la familia, y trastornos psicológicos. Entre los signos y señales que pueden presuponer que un chico está consumiendo drogas se incluyen:

  • El joven/adolescente pasa tiempo con amigos diferentes.
  • Ha dejado de preocuparse por su apariencia personal.
  • Su desempeño en la escuela ha disminuido o ha empeorado.
  • Falta a clases sin que muchas veces sus padres lo sepan, o manifiesta su deseo de no seguir estudiando.
  • Está perdiendo interés en sus actividades favoritas.
  • Ha cambiado sus hábitos de sueño o de comida.
  • Presenta más problemas con la familia y los amigos.
  • En muchas ocasiones los chicos se sienten cansados y tristes.
  • Los chicos que consumen drogas suelen pasar mucho tiempo a solas.
  • Presentan cambios de humor.
  • Algunos chicos pueden estar muy hiperactivos.
  • En otros casos, los chicos pueden estar apáticos, con pereza, o con somnolencia constante.
  • Los jóvenes con adicción pueden presentar inyección conjuntival (ojos rojos), pupilas dilatadas (grandes) o pequeñas (puntiformes).
  • Hablar lento o con un lenguaje poco entendible.
  • Adquirir malos hábitos como mentir, o robar.

Diagnóstico

El profesional médico (psiquiatra) deberá realizar una adecuada historia clínica con el interrogatorio correspondiente acerca de los síntomas y antecedentes clínicos del paciente afectado, aparte de practicar un buena exploración física. El médico también indagará entre otras cosas sobre el antecedente de consumo de drogas, trastornos emocionales que pudiera presentar el paciente, mientras consume drogas, además de problemas en los estudios, en el trabajo, en el caso de un adulto, problemas sobre la vida familiar, o con la ley.

El profesional médico también puede solicitar exámenes de sangre o de orina para detectar la presencia de algún tipo de sustancia estupefaciente.

Tratamiento

El tratamiento de la adicción a las drogas requiere de un equipo multidisciplinario (varios especialistas como psiquiatras, psicólogos, terapeutas especializados en adicciones). Aunque se considera que no hay una cura para el abuso o la dependencia de drogas, el tratamiento requiere cumplir tres objetivos principales:

  • Ayudar al paciente a dejar el consumo de las drogas.
  • Reducir los efectos tóxicos de las sustancias estupefacientes que consume el adicto y aliviar los síntomas de abstinencia, lo que se llama desintoxicación.
  • Y lo que es más importante, prevenir una recaída en el abuso de las drogas.

Es importante destacar que la eficacia del tratamiento va a depender de que el individuo adicto sea capaz de reconocer que tiene un problema, en este caso la adicción, y que tenga el deseo de recuperarse. La recuperación lleva mucho tiempo y es un proceso no exento de dificultades. En algunos pacientes, cabe la posibilidad de que deba someterse al tratamiento de desintoxicación varias veces.

Medidas de Prevención

Algunas de las medidas de prevención que pueden contribuir a reducir las probabilidades de padecer abuso de drogas o drogadicción incluyen:

  1. Programas educativos para conocer todo los riesgos relacionados con el uso y la adicción a las drogas.
  2. Integración de la familia, fomentando un ambiente de comunicación, respeto y confianza.
  3. No pasar mucho tiempo, y en lo posible, evitar el contacto con personas que abusen de las drogas.
  4. Fomentar el hábito del estudio, la lectura, las actividades recreativas saludables, fuera de la escuela.
  5. Es importante por parte de los padres reconocer los logros de sus hijos, además de estimular el desarrollo de sus habilidades y capacidades personales.
  6. Buscar ayuda profesional en el caso de que existan jóvenes o adultos con problemas de ansiedad y depresión, o cualquier otro tipo de trastorno mental, puesto que estas condiciones médicas los pueden predisponer al consumo y abuso de drogas.

Dr. William Bonifaz B.

Referencias